12 Razones para Aumentar Tus Precios

12 Razones por las que deberías Aumentar tus Precios AHORA mismo.

1. Casi nadie compra exclusivamente por el precio. Si así fuera, la gente sólo conduciría un Kia y compraría en Lidl.

2. La gente pagará lo que les pida, siempre y cuando les puedas demostrar que el valor de lo que estás vendiendo es sólo una pequeña parte del valor real de lo que obtienen.

3. Ajustar tus precios en base a tu competencia es poco serio, no tiene sentido, y estarías siguiendo a la manada de la que has estado intentando alejarte. Casi siempre, los precios «habituales» que están establecidos en tu mercado no son más que una circunstancia aleatoria.

4. Competir en precios reduce tus márgenes. Con un margen menor te costará menos atraer un cliente y será menos costoso impresionarlo y mantenerlo. Cobrando un 50% más podrás hacer más cosas para crear un vínculo de fidelidad con el cliente y obtener reconocimiento.

5. Competir por los precios te dejará a ti y todos los demás fuera del negocio. Todo el mundo está rebajando los precios poco a poco y, básicamente están agotando el comercio. Esto es malo porque el consumidor va recibiendo un producto o servicio cada vez más inferior, y los empresarios empobrecen.

6. Al aumentar tus precios, serás visto como un experto, como la autoridad y como un negocio de alta calidad en tu campo. Esto te da más credibilidad, estabilidad y confianza. La gente confía en los proveedores más caros.

7. El ser una de las opciones más caras dentro de tu mercado te protege de la competencia, ya que a ésta le dará miedo hacer lo mismo, y ahora te podrás permitir tener publicidad en lugares que ellos no pueden… también podrás permitirte (como una estrategia deliberada) gastar más que nadie para conseguir un cliente. En este punto, eres el dueño del mercado ofreciendo productos secundarios e incluso reduciendo el precio de tu producto estrella porque nadie puede permitirse competir contigo.

8. Ser un proveedor de precios altos realmente satisface más a tus clientes. Al contrario de lo que se cree, nos encanta comprar. Así somos los occidentales. Nos encanta comprar. Y cuanto mayor sea la compra, más endorfinas produce y más prisa tendremos. A la gente le encanta comprar cosas caras.

9. Cuanto más caro sea tu producto o servicio, más confianza tendrá el consumidor en que vaya a dar el resultado para el que lo compró. Todos asociamos el precio con el valor… Sobretodo cuando no sabemos nada sobre el tema.

10. Cuando tus clientes paguen precios muy altos por tus productos y servicios estarán más comprometidos con ellos mismos… han arriesgado más, e influirán más a la hora de obtener el resultado deseado.

11. Normalmente (y aquí estoy generalizando) las personas que sólo quieren pagar los precios más bajos son los peores clientes.

12. Llegarás a tus metas con menos ventas. Es por tu bien, el de tus clientes, el de la economía, el de tu familia, y el de esta tierra, que dejes de competir con los precios, y empieces a valorarte más a ti mismo y a tus clientes.

Entonces, ¿cómo aumentarlos? Salir de la trampa de los precios es como salir de las drogas. Puedes desintoxicarte o tener síndrome de abstinencia. También puedes ir a rehabilitación.